Infinitos son los casos de quienes no pueden conllevar sus estudios musicales en paralelo del trabajo o de las obligaciones académicas por falta de tiempo. Pero, ¿será éste realmente el factor crítico en este dilema?

La mayoría de las veces el punto no es la falta de tiempo, sino el cómo lo organizamos.

Entendamos primero que sobre el tiempo acomodamos todas nuestras acciones, tanto las que ya hemos realizado como las que hemos de realizar. Por ello, es muy importante tener un orden, obviamente no estricto, pero sí lo suficientemente claro como para terminar el día con un avance, por muy mínimo que sea, y que signifique un paso más cerca hacia nuestras metas.

A continuación te daremos unos concejos para que tomes en cuenta al momento de querer mantener tu ritmo de estudio musical sin dejar de lado tus estudios académicos o compromisos laborales.

¡Detengan todo!

Es necesario tomar aire y pensar las cosas:

¿Realmente no tienes tiempo? ¿Realmente el trabajo, el colegio o a universidad no te dan respiro? O bien, ¿efectivamente has estado invirtiendo horas y horas en redes sociales y ocio terminando por aplazar tus estudios en música?

Es fundamental darte unos minutos serios para reflexionar acerca del verdadero motivo que no te permite tomar tu instrumento y estudiar.

Establece prioridades

De todas las tareas o actividades que haces durante el día, escribe una lista de la más importante a la menos importante, independiente de la cantidad de minutos u horas que le dedicas al día.

A continuación, de las mismas actividades de la lista anterior, haz un listado de aquellas a las que le destinas más horas de tu día, bajando hasta la que le dedicas menos tiempo.

Verás frente a tus ojos el resultado gráfico de tus prioridades.

¡Piensa y reordénalas para organizar mejor tus tiempos!

No todo de una sola vez

Es muy importante que, al momento de organizar el tiempo que destinarás para estudiar y aprender música, tengas en cuenta que no es necesario imponerte horas y horas frente al instrumento y las partituras para sentir que estás avanzando. Esto te puede agotar al mediano plazo, y lo que es peor, desencantándote con la música.

Date un mínimo de 15 minutos diarios para sentarte, practicar y estudiar una sola cosa por sesión. De esta manera sentirás un avance gradual sin entorpecer ni tu calidad de vida, tus tiempos y tus estudios musicales.

Busca guía

Siempre será considerada como una de las mejores alternativas tener la tutoría y guía de un profesor quien pueda establecer un organigrama de acuerdo a tus necesidades y tiempos, además de las unidades que te potenciarán y sacarán mayor provecho a tus tiempos.

En Escuela de Música MIC nos enfocamos en dar la mejor experiencia musical a nuestros estudiantes, ya sean niños o adultos, cada uno de los beneficios discutidos en este articulo y los expuestos en nuestros distintos post son parte esencial de nuestra preocupación.

No duden en escribirnos y contactarnos!

_____________________

Léase también: https://www.lifehack.org/353893/benefits-learning-instrument

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *