La música para sanar

Escuchar música puede ser una ruta rápida para mejorar tu estado de ánimo, pero cada vez es más claro que los beneficios de la música son mucho más que solo un impulso rápido para tu perspectiva. La investigación ha demostrado que la música tiene un efecto profundo en tu cuerpo y en tu psique. De hecho, hay un campo creciente de atención médica conocido como musicoterapia, que utiliza la música para sanar.

La música para sanar

Aquellos que practican la musicoterapia están encontrando un beneficio en el uso de la música para ayudar a los pacientes con cáncer, niños con TDA y otros, e incluso los hospitales están comenzando a usar la música y la terapia musical para ayudar a controlar el dolor, ayudar a prevenir la depresión y promover el movimiento. , para calmar a los pacientes, para aliviar la tensión muscular y para muchos otros beneficios que la música y la musicoterapia pueden aportar. Esto no es sorprendente, ya que la música afecta el cuerpo y la mente de muchas maneras poderosas.

Efectos terapéuticos de la música

Los siguientes son algunos de los efectos de la música, que ayudan a explicar la efectividad de la musicoterapia:

Ondas cerebrales

Las investigaciones han demostrado que la música con un ritmo fuerte puede estimular las ondas cerebrales para que resuenen en sincronía con el ritmo, con ritmos más rápidos que brindan una mayor concentración y un pensamiento más alerta, y un ritmo más lento que promueve un estado calmado y meditativo.

Además, la investigación ha encontrado que el cambio en los niveles de actividad de las ondas cerebrales que la música puede aportar también puede permitir que el cerebro cambie las velocidades con mayor facilidad, según sea necesario, lo que significa que la música puede aportar beneficios duraderos a su estado mental, incluso después de usted. He dejado de escuchar.

La respiración y la frecuencia cardíaca

Con alteraciones en las ondas cerebrales vienen cambios en otras funciones corporales. Aquellos gobernados por el sistema nervioso autónomo, como la respiración y la frecuencia cardíaca, también pueden verse alterados por los cambios que la música puede producir. Esto puede significar una respiración más lenta, un ritmo cardíaco más lento y una activación de la respuesta de relajación, entre otras cosas.

La música y la musicoterapia pueden ayudar a contrarrestar o prevenir los efectos dañinos del estrés crónico, promoviendo enormemente no solo la relajación sino también la salud.

Estado mental

La música también se puede utilizar para traer un estado mental más positivo, ayudando a mantener a raya la depresión y la ansiedad. El sonido edificante de la música y los mensajes positivos o catárticos que pueden transmitirse en las letras también pueden ser rutas a un nuevo estado mental.

Esto puede ayudar a prevenir la respuesta al estrés causando estragos en el cuerpo y puede ayudar a mantener la creatividad y los niveles de optimismo más altos, brindando muchos otros beneficios.

Otros beneficios

También se ha encontrado que la música trae muchos otros beneficios, como reducir la presión arterial (que también puede reducir el riesgo de sufrir un derrame cerebral y otros problemas de salud con el tiempo), aumentar la inmunidad, aliviar la tensión muscular y mucho más.

Con tantos beneficios y efectos físicos tan profundos, no es sorprendente que tantos vean la música como una herramienta importante para ayudar al cuerpo a mantenerse (o volverse) saludable.

Terapia musical

Con todos estos beneficios que la música puede llevar, no es de extrañar que la musicoterapia esté creciendo en popularidad. Muchos hospitales están usando musicoterapeutas para el manejo del dolor y otros usos que apoyan la salud de sus pacientes.

Los musicoterapeutas también ayudan con otros problemas, incluido el estrés.

La música para sanar

Uso de la música por su cuenta para mejorar la salud

Si bien la musicoterapia es una disciplina importante, también puede lograr muchos beneficios de la música por su cuenta. (Es posible que ya haya estado haciendo esto desde que era un adolescente, pero es una gran idea seguir incorporando música en su vida diaria a medida que envejece a lo largo del ciclo vital, como sabemos ahora).

La música para sanar

La música se puede usar en la vida diaria para la relajación, para ganar energía cuando se siente agotada, para la catarsis cuando se trata del estrés emocional, y también de otras maneras. La mayoría de nosotros sabemos por experiencia que la música puede disolver el estrés de una unidad de registro, mantenernos motivados para hacer ejercicio y regresar a experiencias positivas en nuestro pasado, que pueden ser un estimulante de la felicidad y un calmante para el estrés.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *