Investigadores de la Universidad del Sur de California han estudiado los efectos del entrenamiento musical en la actividad cerebral con resultados sorprendentes. Se investigaron los efectos del entrenamiento musical sobre la capacidad de detectar desviaciones del ritmo en melodías desconocidas.

El Dr. Assal Habibi, Vinthia Wirantana y Arnold Starr inicialmente registraron las respuestas de 21 músicos y 21 no músicos a discrepancias de tono entre pares de melodías desconocidas. Los músicos detectaron desviaciones del tono significativamente mejores que los que no eran músicos, especialmente con el oído derecho a diferencia del oído izquierdo, lo que sugiere que la actividad cerebral del lado izquierdo diferenciaba a los músicos de los no músicos. La estimulación del oído derecho entre los músicos se relacionó positivamente con el entrenamiento musical temprano.

La investigadora australiana de educación musical, Anita Collins, comenta sobre la investigación en su página de Facebook de “Bigger, Better Brains”:

“Aquí hay una pregunta realmente inesperada que ha surgido ya que he hablado con investigadores de BCI. ¿Qué viene primero – melodía o ritmo? El Dr. Assal Habibi encontró tanto en un estudio con adultos como en un estudio longitudinal a partir de los 6 años que los participantes desarrollaron la habilidad de diferenciar las melodías mejor que los ritmos en los primeros dos años de su aprendizaje, y continuaron en los siguientes dos años para ser mejor al detectar cambios en las melodías que en los ritmos. (http://mp.ucpress.edu/content/3/5/463)

Ahora estos niños estaban aprendiendo instrumentos de cuerda y trabajando en orquestas y me hizo pensar en las diferencias en pedagogía entre el aprendizaje orquestal y el aprendizaje de banda. En las orquestas se trata de la melodía, mientras que el ritmo y el pulso son bastante fluidos. En las bandas, el ritmo es el rey y la reina, y las bandas de forma rutinaria integran actividades de ritmo en sus ejercicios de calentamiento, vocalizan ritmos y trabajan muy duro para internalizar el ritmo y el pulso. Entonces, ¿qué veríamos si comparamos un grupo de estudiantes de orquesta y banda en lo que respecta a su procesamiento melódico y de ritmo?”

 

FUENTES:

Music Education Works: https://musiceducationworks.wordpress.com/2017/04/25/the-effects-of-early-music-training-on-brain-activity/

University of California Press: http://mp.ucpress.edu/content/3/5/463
Bigger Better Brains: https://en-gb.facebook.com/BiggerBetterBrainsProject/
National Center for Biotechnology Information: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC4264841/

July 2, 2018
  • 0
  • 0
Category: Blog

Add Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *