Música y Bebés

La Música y Los Bebés

¿Qué pasa con la música y los bebés? Escuchar música a temprana edad ayuda a crecer de todas las maneras posibles. Un entorno musical que involucre los sentidos puede contribuir enormemente al desarrollo cognitivo y sensorial de un niño.

La Música y Los Bebés

Escuchar música ayuda a tu bebé a crecer

A los bebés les encantan las canciones, los ritmos y la música y, como los niños y los adultos, se benefician enormemente de un entorno musical. Sin embargo, los científicos han descubierto que el efecto que la música tiene en las mentes jóvenes de los bebés es mucho más significativo de lo que uno podría imaginar. Estudios recientes han demostrado que la música afecta el desarrollo físico, emocional e intelectual de los bebés y los niños y fortalece el desarrollo sensorial y cognitivo.

Conseguir un comienzo temprano – Música en el útero

El increíble efecto que tiene la música en la mente comienza incluso antes del nacimiento. Estudios recientes han demostrado que los niños expuestos a la música clásica en el útero exhiben un cambio positivo en el desarrollo físico y mental después del nacimiento. En un experimento reciente, los fetos fueron expuestos a 70 horas de música clásica durante las últimas semanas de embarazo. A los seis meses, estos bebés estaban más avanzados en términos de habilidades motoras y de desarrollo lingüístico e intelectual que los bebés que no recibieron ningún estímulo musical. Los bebés nacen con 100 mil millones de células nerviosas conectadas en forma suelta en sus cuerpos; varias experiencias cognitivas y mentales ayudan a establecer y fortalecer las conexiones intercelulares en el cerebro. Los científicos ahora creen que escuchar música es una clave “y desarrollo del cerebro”. experiencia.

La Música y Los Bebés

El efecto que la música tiene en el desarrollo

El efecto positivo que la música tiene en bebés y niños es sorprendentemente diverso, alentando el desarrollo de los bebés tanto en la esfera mental como en la física. Reproducir música para su bebé puede activar las vías neuronales responsables de muchas habilidades, aumentando las habilidades generales como la creatividad o habilidades más específicas como la inteligencia espacial:

Creatividad: un estudio realizado en Hungría encontró que los niños de 3 a 4 años que recibieron clases de música y de firma obtuvieron calificaciones más altas en creatividad que los niños de la misma edad que no recibieron ninguna capacitación musical.

Memoria: los bebés de tres meses de edad pueden usar la música para ayudarlos a recordar las cosas que han aprendido. Los científicos ahora creen que la música le da importancia al proceso de aprendizaje y ayuda a recordarlo.

Inteligencia espacial: la inteligencia espacial es la capacidad de percibir varias relaciones en el espacio y comprender el mundo visual. Un estudio de niños de kindergarten en California mostró que los niños que recibieron clases de piano tuvieron un 34% más de éxito en completar un rompecabezas que los niños que recibieron clases de computadora al mismo tiempo.

Matemáticas: un estudio encontró que los estudiantes de primer grado que habían recibido instrucción musical intensiva demostraron un progreso considerablemente mayor en matemáticas que los compañeros que habían recibido una educación musical estándar. Los científicos creen que la conexión entre la música y las matemáticas está relacionada en parte con el hecho de que la música ayuda a los niños a entender los conceptos matemáticos.

Lenguaje: existe una estrecha conexión entre la música y el desarrollo lingüístico. Ambas habilidades requieren la habilidad de diferenciar entre matices auditivos y sonidos similares, como “B” y “P”. Escuchar música contribuye enormemente al desarrollo de esta habilidad por parte de los bebés y desarrollará la capacidad de decodificar datos auditivos y agudizar la audición de su hijo memoria – habilidades que son fundamentales para la comprensión del lenguaje.

Inteligencia emocional: la música puede provocar emociones fuertes. Al escuchar música clásica expresiva, los bebés afinan su capacidad para detectar estados de ánimo y emociones en otros, mientras desarrollan la conciencia de sus propios procesos internos a través de los matices de los sentimientos evocados por la música.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *